CARLOS II de Navarra y el ducado de Bretaña

 

>> Carlos II de Navarra >> Reinado >> El ocaso (1378-1387) >>

Regreso a Pamplona  

Carlos II y Bretaña  

La adventura final  

Proceso póstumo


* Unas páginas del sitio web están en francés.

 

En la época de Carlos II, Bretaña era un ducado independiente, dividido entre dos partidos desde la muerte del duque Juan III en 1341. El partido de Carlos de Blois, sobrino por matrimonio de Juan III y aliado de los franceses, y el de Jean de Montfort, sobrino de Jean III y aliado de los ingleses.

Carlos II de Navarra tenía lazos muy estrechos con Bretaña, donde se detuvo en varias ocasiones durante los viajes entre sus tierras normandas y Navarra. El futuro del Ducado estaba indisolublemente ligado a este rey de Navarra.

Olivier de Clisson, gran señor bretón, fue aliado de los ingleses tras la ejecución de su padre por los franceses, uno de los caudillos de Bretaña y uno de los segundos de Jean de Montfort. Fue uno de los vencedores de la batalla de Auray (septiembre de 1364) donde Du Guesclin fue hecho prisionero. Por el Tratado de Guérande (1365), Jean de Montfort se convirtió en duque de Bretaña bajo el nombre de Jean IV. Insatisfecho con las recompensas otorgadas por el duque de Bretaña, Olivier de Clisson se cambiará gradualmente al campo francés.

También se deterioró su relación con Carlos II de Navarra, que lo apodó "el vaquero". Al considerarlo poco confiable, Carlos II montó una estratagema contra él (julio de 1369): hizo creer al duque de Bretaña que Clisson era el amante de su joven y bella esposa, Jeanne Holland. El duque tenía treinta ingleses armados para que lo asesinaran. El complot fracasó y Olivier de Clisson, advertido, se acercó nuevamente al campamento francés. El duque mantuvo un resentimiento de toda la vida contra Clisson, y aún buscaría asesinar a Clisson en 1393.

En este mes de julio de 1369, Carlos II se alió con el duque Juan IV de Bretaña. El acuerdo nunca fue escrito, pero los dos soberanos siempre respetaron esta alianza que habían jurado. Poco después, Carlos II envió tropas a Bretaña para apoyar al duque en su lucha contra los bandidos ingleses que infestaban el país.

Olivier de Clisson
(Iglesia de Josselin, Morbihan, Francia)

 

En septiembre de 1376, Carlos II casó a su joven hermana Jeanne con Juan I, vizconde de Rohan. La pareja tendrá un hijo, Charles, que recibirá la fortaleza de Guéméné y estará en el origen de la familia de Rohan-Guéméné.

En 1386, es esta vez su hija Jeanne con quien Carlos II se casará en Bretaña. Jeanne de Navarre se casará con Jean IV, viudo de Jeanne Holland desde 1384, del que no había tenido hijos. Juana le dará una gran cantidad de descendientes, incluido Juan V (1389-1442), el próximo duque de Bretaña, que por lo tanto resulta ser nieto de Carlos II.

Gracias a estas alianzas, muchas familias nobles de Bretaña cuentan ahora entre sus antepasados a Carlos II de Navarra o a su hermana.

Juana de Navarra lleva a su hijo Arturo a la tumba de su padre Juan IV,

Duque de Bretaña (Henriette Lorimier, 1806)




La biografía de Carlos II de Navarra es disponible (2015, 530 páginas, 21x15 cm, con arboles genealógicos, retratos, esquemas explicativos, mapas geográficos e ilustraciones). Libro en francés.


Copyright Bruno Ramírez de Palacios 2014-2021

Cualquier reproducción total o parcial de las páginas de este sitio por cualquier medio o procedimiento, sin el consentimiento del autor o de sus derechohabientes es ilegal (Ley de Propiedad Intelectual RDL 1/1996 y Ley 5/1998). - Toute reproduction intégrale ou partielle des pages de ce site faite par quelque procédé que ce soit, sans le consentement de l'auteur ou de ses ayants droit ou ayants cause est illicite (art. L.122-4 du Code de la Propriété Intellectuelle).