FELIPE III DE NAVARRA, PADRE DE CARLOS II

 

* Unas páginas del sitio web están en francés. Aparecen en itálica en los enlaces verdes.

 

Felipe de Evreux (1306-1343), luego rey Felipe III de Navarra, era hijo de Luis de Francia (1276-1319), conde de Evreux y tercer hijo del rey Felipe III el Atrevido (1245-1285), rey de Francia de 1270 a 1285. Felipe de Evreux era entonces un Capeto. Carlos II de Navarra, llamado "el Malo" era su hijo mayor. 

La historia de Felipe III está vinculada íntimamente a la de la sucesión de su esposa Juana de Francia, luego Juana II de Navarra (1311-1349), hija única del rey de Francia Luis X (1289-1316). 

Juana, de cinco años de edad, habría debido heredar del reino de Francia después de la muerte de su padre Luis X y de su hermano Juan I° el Póstumo, el 19 de noviembre de 1316. Pero su tío Felipe, conde de Poitiers, ya asumía la regencia del reino y llegó a ser rey, conocido hoy como Felipe V el Luengo

 

Felipe III de Navarra (1306-1343). Estatua del siglo XIV procedente de su yacente en la iglesia de los Jacobinos en París (hoy en el museo del Louvre) 

Felipe III de Navarra. Colegial de Mantes (vidriera de 1903, hecha según antiguos cartones). La poca semejanza con la estatua del yacente permite caracterizar la fidelidad de las vidrieras de Mantes, donde figura también un retrato de Carlos II.

 

La sucesión de Juana fue objeto de reclamaciones por parte de Eudes de Bourgogne, que sostenía los derechos de Juana. Un Tratado fue firmado el 27 de marzo de 1317 con el rey Felipe V, quien decidió del matrimonio de Juana con Felipe de Evreux. 

El matrimonio tuvo lugar el 18 de junio de 1318. Felipe tenía doce años y Juana nueve. Su primero heredero, una hija llamada Juana, nació diez años más tarde en 1328. 

A la muerte del rey de Francia y Navarra Carlos IV el Hermoso en 1328, el último de los Reyes Malditos, Juana no pudo ceñir la Corona de Francia frente a los Valois. Pero éstos no podían pretender al reino de Navarra, no siendo descendientes de Juana Ia, esposa de Felipe IV el Hermoso, por la cual la corona de Navarra había llegado a la familia real francesa. La asamblea de Vincennes aconsejó al nuevo rey Felipe VI de Valois devolver la corona de Navarra a Juana. Las Cortes de Navarra la reconocieron también como reina

El 20 de junio de 1328, Juana y Felipe de Evreux acceptaron las demandas de las Cortes de Navarra. Fueron coronados reina y rey de Navarra el 5 de marzo de 1329 en la catedral de Pamplona. Son los reyes Juana II y Felipe III en la cronología navarra. Felipe III era en realidad rey consorte "de jure uxoris", por su esposa. 

Felipe III de Navarra compartió su vida entre Francia y España. El 23 de agosto de 1328, participó a la batalla de Cassel al lado de Felipe VI de Valois, quién reconoció deberle la victoria y la vida. Felipe VI, de poca legitimidad en Francia, tuvo que esperar la conclusión de esta batalla para hacerse coronar rey de Francia. 

En 1336, Felipe encontró al Papa Benoît XII en Aviñón con el rey de Francia. El Papa les confió la misión de organizar una cruzada, pero ésta no tuvo lugar. 

En 1343, acompañó al rey de Castilla Alfonso XI a la guerra contra los Moros. Pero en el sitio de Algeciras, contrató una enfermedad de la cual murió el 26 de septiembre de 1343. Luego, su cuerpo fue trasladado a la catedral de Pamplona.

Juana II siguió siendo reina de Navarra. Felipe transmitió a su hijo mayor Carlos el condado de Evreux y a su segundo hijo Felipe el condado de Longueville, cerca de Dieppe (Normandía).


Volver



Copyright Bruno Ramírez de Palacios 2014-2017 - Derechos reservados

Cualquier reproducción total o parcial de las páginas de este sitio por cualquier medio o procedimiento, sin el consentimiento del autor o de sus derechohabientes es ilegal (Ley de Propiedad Intelectual RDL 1/1996 y Ley 5/1998). - Toute reproduction intégrale ou partielle des pages de ce site faite par quelque procédé que ce soit, sans le consentement de l'auteur ou de ses ayants droit ou ayants cause est illicite (art. L.122-4 du Code de la Propriété Intellectuelle).