1378 : CARLOS II de Navarra atacado por dos frentes

 

* Unas páginas del sitio web están en francés. Aparecen en itálica en los enlaces verdes.

 

Ante la reconquista subterránea de sus bienes empezada por el rey de Francia, Carlos II había reanudado contactos con los Ingleses. El rey Eduardo III había muerto al verano 1377 y su nieto, el joven Ricardo II, le había sucedido. Carlos II inició negociaciones para casar a una de sus hijas, Blanca de Navarra, con él. 

Carlos V estaba entonces en posición de fuerza ante el enemigo inglés. Se sirvió de distintos pretextos para atacar a Carlos II: alianza con los Ingleses, tentativa de envenenamiento, intervención militar navarra en Normandía… En marzo de 1378, hizo detener a Jacquet de Rue (también llamado Santiago de Rúa), canciller de Carlos II, y después al infante Carlos, su hijo y futuro Carlos III de Navarra. Hizo reconocer a Jacquet de Rue una supuesta tentativa de envenenamiento contra Carlos V y numerosos otros hechos, que sirvieron de pretexto a una intervención francesa en las tierras normandas de Carlos II. En abril, Pierre du Tertre, secretario y consejero de Carlos II, a su servicio desde 26 años, fue sitiado por Du Guesclin, que le prometió la vida a cambio de su rendición. De Rue y Du Tertre fueron interrogados detenidamente y luego ejecutados, siendo sus cabezas expuestas en las Halles de París y sus cuerpos a la horca de Montfaucon. 

Todas las ciudades normandas de Carlos II fueron conquistadas entre abril y julio de 1378 por Du Guesclin y el duque de Borgoña, hermano del rey de Francia. Fue una de las primeras guerras mecanizadas y se utilizaron numerosas catapultas para sitiar las ciudades. Evreux, Breteuil, Bernay, Anet, Pacy-sur-Eure, Nonancourt, Beaumont-le-Roger, Gavray, Avranches, Carentan, Valognes, Regnéville y todos los lugares de importancia cayeron uno trás otro. Sólo Cherburgo permaneció en manos de los Navarros. Bien protegida por sus murallas y habiendo recibido los refuerzos de las tropas venidas de las ciudades conquistadas así como de los Ingleses, se volvió inexpugnable. Poco después, los Ingleses echaron a los Navarros y se apoderaron de la ciudad. 

Un análisis de algunas cartas de la época muestra que Carlos V y Enrique II de Castilla se habían concertado desde febrero de 1378 al menos, a la instigación del duque de Anjou. Las supuestas confesiones de Jacquet de Rue no fueron más que un pretexto para la conquista. 

Desde febrero de 1378, Enrique II de Castilla había puesto tropas cerca de Navarra. Tomado entre dos fuegos, no pudiendo combatir sobre dos frentes, Carlos II reclutó tropas que permanecieron en Navarra para defender el reino, y así perdió Normandía. Atacado a partir de julio de 1378 por los Castellanos, Carlos II tuvo que firmar el infamante tratado de paz de Briones (marzo de 1379) que consagró su derrota. El reino de Navarra conoció la ocupación de unas de sus fortalezas, pero Carlos II había de hecho perdido sus tierras en Francia.

 

Volver

Copyright Bruno Ramírez de Palacios 2014-2017 - Derechos reservados

Cualquier reproducción total o parcial de las páginas de este sitio por cualquier medio o procedimiento, sin el consentimiento del autor o de sus derechohabientes es ilegal (Ley de Propiedad Intelectual RDL 1/1996 y Ley 5/1998). - Toute reproduction intégrale ou partielle des pages de ce site faite par quelque procédé que ce soit, sans le consentement de l'auteur ou de ses ayants droit ou ayants cause est illicite (art. L.122-4 du Code de la Propriété Intellectuelle).