La guerra de Cien Años (1337-1453) en unas lineas

 

* Unas páginas del sitio web están en francés. Aparecen en itálica en los enlaces verdes.

 

La guerra de Cien Años, en realidad varias guerras 

La guerra de Cien Años es en realidad una sucesión de guerras y conflictos locales que sacudió la Europa Occidental en un período tradicionalmente considerado como yendo de 1337 a 1453. Tuvo sus orígenes en unas tensiones a veces antiguas, a saber: 

A estas tensiones se añadieron conflictos locales como las guerras ibéricas (Castilla, Aragón, Portugal) en los años 1350-1380, dónde intervinieron Franceses, Ingleses y Navarros.

Principales alianzas 

Las alianzas cambiaron constantemente y el siglo XIV fue un ejemplo de inversiones de alianzas. Sin embargo, podemos distinguir dos principales ejes : 

Por una parte, el eje francés: 

Por otra parte, el eje anglo-navarro: 

Los Papas fueron favorables a veces al uno u otro de los partidos, y a veces fueron neutros, intentando promover la paz en Europa. A partir del Cisma de Occidente de 1378, los papas de Roma fueron reconocidos por Inglaterra, y los papas de Aviñón (de origen francesa, futuros antipapas) fueron reconocidos por Francia y Escocia y también por Castilla, Aragón y Navarra (a partir de 1390, pues Carlos II no tomó nunca partido hasta su muerte). 

El inicio de la guerra de Cien Años 

Los Historiadores  suelen fijar en 1337 el principio de la guerra, cuando el rey Eduardo III de Inglaterra se negó a prestar homenaje al rey de Francia Felipe VI de Valois para Aquitania, que tenía de sus antepasados. Afirmaba que, como rey, no tenía que prestar homenaje al hijo de un conde (Felipe VI de Valois, heredero colateral de los últimos Capetos, no era más que el hijo del conde Carlos de Valois, mientras que Eduardo III era hijo de Eduardo II y de Isabel de Francia, ella misma hija del rey Luis X). Otra razón es la competición económica entre Francia e Inglaterra particularmente en Flandes. 

Las hostilidades 

Los Ingleses en primer lugar 

Al principio, los Ingleses consiguen algunas victorias : l'Ecluse (1340), Saint-Omer (1340), Crécy (26 de agosto de 1346). En 1346, los Ingleses hacen preso al rey de Escocia David II (batalla de Neville's Cross). 

La gran peste de 1347-1348 interrumpe las hostilidades. 

En 1355, el duque de Lancaster (hijo de Eduardo III) lanza una cabalgada en Francia.

Intervención de los Navarros 

En 1356, Felipe de Navarra y el duque de Lancaster proceden a una nueva cabalgada en Normandía como consecuencia de la detención de Carlos II de Navarra por Juan II. Luego, el príncipe de gales cabalga desde Aquitania y vence a los Franceses en la batalla Poitiers (19 de septiembre de 1356). 

A partir de 1358, Francia entra en una fáse de caos debido a la impotencia de la familia real (Juan II es prisionero de los Ingleses y el delfín Carlos politicamente impotente), la agitación interior y la inseguridad general. En 1358-1360, Francia es recorrida por compañías inglesas, navarras y por bandoleros independientes pero reclamándose de éstos. Eduardo III dirige una cabalgada en Francia en 1359-1360, que vuelve mal. La paz entre Francia e Inglaterra se firma en Brétigny (1360). 

Durante estos años, numerosas compañías de mercenarios desmovilizados recorren Francia y devastan el país. En 1362, vencen incluso al ejército francés en Brignais. 

En 1364, el rey de Francia Juan II muere en cautividad en Londres, y Carlos V le sucede. Con Du Guesclin (llamado entonces Beltrán Claquín en España), futuro condestable de Francia, deshace las tropas navarras e inglesas en Cocherel cerca de Evreux (16 de mayo de 1364). 

El conflicto se traslada en España 

Liberado mediante un importante tributo, Du Guesclin es enviado por Carlos V a Castilla en 1365 para ayudar al conde Enrique de Trastámara a apoderarse del trono de su hermanastro Pedro "el Cruel". Para Carlos V, es también la ocasión de deshacerse de las compañías de tunantes que infestan Francia, desplazándoles a España. Enrique de Trastámara llega a ser rey de Castilla en abril de 1366, bajo el nombre de Enrique II. 

Pero Pedro I° no se reconoce vencido. Se alia con los Ingleses y con Carlos II de Navarra para reconquistar su trono. Enrique II, en busca de apoyos, se alia con los Franceses, y también con Carlos II. Enrique II a su vez es vencido por los partidarios de Pedro I° "el Cruel" y por los Ingleses en Nájera (3 de abril de 1367), dónde Du Guesclin está una vez más hecho preso. Carlos II, a quién Pedro I° como Enrique II habían prometido Alava y Guipuzcoa, los invade sin esperar más (1368). Por último, Enrique II asesina a Pedro I° en Montiel (1369). Esta llegada al trono de Castilla del aliado de los Franceses firma la retirada de éstos del teatro español. 

Ataque de las posesiones inglesas y navarras en Francia 

El rey de Francia Carlos V decide entonces atacar la Aquitania inglesa. Los Ingleses pierden poco a poco su territorio. En 1378, los Ingleses ya no son peligrosos y han retrocedido, Eduardo III ha muerto (1377), su sucesor Ricardo II es demasiado joven, e Inglaterra conoce importantes disensiones internas. 

En abril de 1378, Carlos V decide conquistar las tierras francesas del rey de Navarra. En paralelo, Enrique II de Castilla ataca el reino de Navarra. Carlos II ve sus tierras normandas ocupadas y, en España, tiene que firmar con Enrique II el Tratado de paz de Briones (31 marzo de 1379). 

La independencia de Portugal 

En 1383, la muerte del rey Fernando I° abre una sucesión dinástica en Portugal. Los herederos son en principio Juan I° de Castilla (hijo de Enrique II) y Beatriz, hija de Fernando I°. Juan de Aviz, hermano bastardo de Fernando I° no lo acepta, lo que conduce a los Castellanos a entrar en guerra en Portugal (1384), ayudados de los Navarros y de caballeros franceses. Pero Castellanos y Franceses son derrotados en Aljubarrota (1385), siendo invencidos los Navarros porque tenían demasiado retraso para llegar a tiempo… 

Una pausa antes de continuar las hostilidades 

Así se acaba la primera fase de la guerra de Cien Años. La guerra reanudará a principios del siglo XV entre Franceses e Ingleses. Se acabará en 1453 con la batalla de Castillon y la derrota de los Ingleses, y en octubre de 1453 con la caída de Burdeos, antigua capital inglesa de Aquitania.

Volver


Copyright Bruno Ramírez de Palacios 2014-2017 - Derechos reservados

Cualquier reproducción total o parcial de las páginas de este sitio por cualquier medio o procedimiento, sin el consentimiento del autor o de sus derechohabientes es ilegal (Ley de Propiedad Intelectual RDL 1/1996 y Ley 5/1998). - Toute reproduction intégrale ou partielle des pages de ce site faite par quelque procédé que ce soit, sans le consentement de l'auteur ou de ses ayants droit ou ayants cause est illicite (art. L.122-4 du Code de la Propriété Intellectuelle).